Voluntariado Corporativo y Social

Por: Cheska Patow Barrios
Directora Regional Andina, Centroamérica Sur y México de TECHO Internacional

 

En la actualidad, el voluntariado es una actividad trascendental, y en algunos casos obligatoria, en colegios, universidades, empresas. ¿Por qué se promueve el voluntariado y cuáles son las principales motivaciones para realizarlo? ¿Por qué la población que realiza actividades voluntarias ha crecido en los últimos años en Perú y en otros países de Latinoamérica? ¿Por qué el voluntariado está bien valorado en procesos de selección en las universidades más prestigiosas del mundo, de organismos internacionales y de empresas líderes?

En el ámbito empresarial, en la mayoría de los casos, el voluntariado forma parte de la estrategia de responsabilidad social empresarial y de talento humano organizacional. Las actividades de voluntariado corporativo tienen un impacto directo en la productividad y permanencia de sus trabajadores, dado que éstas prometen un espacio en el que la persona fortalece su sentido de pertenencia con su lugar de trabajo, se enorgullece de las actividades sociales que se están realizando, experimenta una sensación de realización personal y ejerce su rol de ciudadano/a activo/a, entre otros factores.

CheskaPatow Barrios Directora Regional Andina, Centroamérica Sur y México de TECHO Internacional

Además, el sector privado y la sociedad civil están asumiendo una responsabilidad mayor en el desarrollo económico, social y político del país. Es evidente que ambos tienen un impacto directo en el crecimiento nacional y a veces una oportunidad mayor que el sector público (dependiendo del contexto y coyuntura en la que vivimos). Desde una mirada más romántica e idealista, en el escenario ideal, las problemáticas sociales son abordadas y superadas tanto por el sector público, como por el sector privado y por la sociedad civil, y ojalá uniendo esfuerzos para desarrollar soluciones de mayor escala y con un impacto más potente involucrando a todos/as los/as actores.

El voluntariado es el medio para hacer un llamado a la ciudadanía activa, una ciudadanía civil o corporativa activa que se dispone a participar de un espacio de encuentro, de crecimiento personal y profesional y de contacto con la realidad con el objetivo de transformar el Perú, desde el Perú y con el Perú. Es tan gratificante ver el trabajo colectivo de voluntarios/as y vecinos/as unidos/as para transformar. La clave es el trabajo horizontal en equipo, en el que se traza un objetivo común y se trabaja para cumplirlo. El voluntariado debe abandonar el estigma del asistencialismo y re-definirse como una actividad proactiva desde el territorio y con el territorio.

No es casualidad y sorpresa que hoy en día los colegios, las universidades y las empresas impulsen una ciudadanía activa a partir del voluntariado. Esta actividad transforma y te transforma. Uno se forma como un ciudadano más consciente, responsable, sensible, maduro y proactivo. Esto tiene impacto directo en la felicidad de una persona y colectivo de personas pues los seres humanos nos desarrollamos en comunidad y valoramos el trabajo en comunidad. Nosotros peruanos tenemos una historia marcada por la superación grupal desde las culturas pre-históricas hasta la incaica. ¡A seguir motivando el voluntariado que transforma la sociedad en la que vivimos!

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron todas la preguntas”, Benedetti